Notre-Dame símbolo histórico de París

│Écrivain Politique / Escritor Político│Notre-Dame de Paris, el monumento histórico más visitado de la capital, fue arrasado por un incendio el lunes 15 de abril. Este edificio religioso es uno de los símbolos de París, pero también una joya del cristianismo.

Es la joya de la arquitectura francesa. Construida en el siglo XII por iniciativa del obispo Maurice de Sully, la catedral de Notre-Dame de París no fue terminada hasta mediados del siglo XIV, dos siglos más tarde. Una obra que se describe como tragahombres, ya que más de tres generaciones de artesanos de la misma familia han pasado por su lugar. Notre-Dame está construida sobre una estructura de madera formada por 1.300 robles.

Esto representa más de 21 hectáreas de bosque. Sus dos torres se elevan a más de 69 metros de altura y rodean todo el edificio. Y su aguja que colapsó alcanzó los 96 metros de altura. Cabe señalar que ya había sido desmantelado en 1786 y reconstruido en la década de 1860. Notre-Dame también posee tres joyas.

Las tres grandes rosetas construidas en el siglo XIII. Representan tres rosas con pétalos de vidrio multicolores. Tres flores del Paraíso, cada medallón simboliza un santo, un ángel, un profeta. Finalmente, Notre-Dame está sobre todo simbolizada por sus diez campanas. Nueve de ellas habían sido fabricadas de nuevo para el 850 cumpleaños de la Gran Dama en 2013. Sustituyeron a las de mala calidad de sonido y hoy, los parisinos esperan volver a oírlos. Esta joya de la Edad Media fue también y sobre todo el lugar de la coronación de Napoleón I en 1805, inmortalizada por el pintor David en un cuadro que ahora se exhibe en el Museo del Louvre.

 La réplica más valiosa que se conserva en Notre Dame es la Santa Corona, la que según los católicos portaba Jesús poco antes de su crucifixión. Está compuesta de un círculo de juncos aglutinados en haces y unidos por hilos de oro de un diámetro de 21 centímetros, en el que se encontraban las espinas", según la página web de la catedral. Esta reliquia se "salvó" de las llamas el lunes, al igual que la túnica de San Luis, uno de los reyes más famosos de Francia, que también se conserva en la catedral, según su rector. Además de la Santa Corona, Notre Dame conserva otras dos reliquias de la Pasión de Cristo: un pedazo de la Cruz y un clavo.

 Por otro lado, el gallo que coronaba la aguja que se derrumbó el lunes alojaba un ápice de la Corona de Espinas, una reliquia de San Dionisio y otra de Santa Genoveva. Entre los tres órganos de Notre Dame, el gran órgano, con sus cincos teclados, sus 109 juegos (conjunto de tubos) y sus casi 8.000 tubos, es el más sobresaliente. a partir del siglo XV, el órgano se fue reforzando progresivamente, hasta alcanzar su tamaño actual el siglo XVIII. Notre-Dame Es el monumento histórico más popular de Francia, con más de 13 millones de visitantes al año.

Un importante monumento para los papas a lo largo de la historia La catedral de París ha sido un monumento importante para los papas a lo largo de la historia, varios pontífices han visitado este alto lugar, el corazón espiritual de la capital, informa nuestro corresponsal en el Vaticano, Eric Sénanque. En 1163 el Papa Alejandro III colocó la primera piedra de Notre-Dame, por decisión del obispo de París Maurice de Sully.

A lo largo de los siglos, los papas han peregrinado a la catedral. Fue allí donde Pío VII celebró la ceremonia religiosa de la coronación de Napoleón el 2 de diciembre de 1804. Más recientemente, Juan Pablo II presidió allí la Misa cuando vino a París en 1980.

“Aquí nos encontramos con el genio de Francia", explicó el Papa polaco, refiriéndose al lugar sagrado, recordando "un espléndido edificio, un tesoro del arte gótico, dedicado a la Madre de Dios". El 12 de septiembre de 2008, el Papa Benedicto XVI celebró allí las Vísperas con miles de parisinos. "Aquí estamos en la iglesia madre de la diócesis de París, la Catedral de Nuestra Señora, que se encuentra en el corazón de la ciudad como un signo vivo de la presencia de Dios entre los hombres", recuerda el Papa alemán.

 La Santa Sede se enteró con incredulidad y tristeza de la noticia del terrible incendio que devastó la Catedral de Notre-Dame de París, símbolo del cristianismo en Francia y en todo el mundo", declaró este lunes por la tarde el portavoz de la Santa Sede, Alessandro Gisotti, para expresar su cercanía a los católicos franceses y a la población parisina, rezando "por el cuerpo de bomberos y por todos los que hacen todo lo posible para hacer frente a esta dramática situación". │Écrivain Politique / Escritor Político - Periódico de actualidad política internacional - Écrivain Politique - Journal d'actualité politique internationale. Tout sur l'actualité politique, économique et culturelle. Global Intellectual Property Registry Nº:1 811179 073387. All rights reserved ©2018│
Share on Google Plus

About Editor

Suscripcion gratuita por email:

Delivered by FeedBurner